Me opongo a la censura.  Sobre todo, la que por un lado promueve la primera enmienda de la constitución de los EE.UU., bajo el predicado casi absoluto de la libertad de expresión, y que luego sufre campañas sociales y otras, para censurar a uno o amenazarlo, como a menudo pasa contra El Post Antillano, reclamando sacarlo de circulación.  Las ideas están ahí para debatirlas. Coincido o discrepo, pero no puedo pensar que por que las evado o las invisibilizo no existen.

Cuties (Dir. Maïmouna Doucouré, Francia, 2020) es un planteamiento novel. Como en su momento lo fue Moonlight (Dir. Barry Jenkins, EE.UU, 2016). Ambas películas presentan temas, desde un abordaje no blanco caucásico, sobre la sexualidad del hombre y la mujer negros o afrodescendientes.  Si a usted le incomoda esto, hay mucho cine sobre la sexualidad del hombre y la mujer blancos que no les molesta, o de la sexualidad del hombre y la mujer negros, desde la mirada blanca.  No es extremismo ni absolutismo.  Es simplemente, como diría la Gayatri Spivak, “quien es el subalterno que toma la palabra”.

En el caso de Cuties, la directorea Doucouré, cineasta senegales-francesa, nos presenta la historia de los migrantes, en su caso del país de origen, Senegal, que llegan a Paris, y se insertan en la dualidad de las tradiciones del país de origen versus el país adoptante.  Luego vienen los traumas de los hijos e hijas, que no entienden el choque cultural; y finalmente vienen los conflictos en torno a las prácticas culturales que aceptan en el nuevo país de recepción.

Leer más...

En ausencia de cine, las plataformas digitales.  En el futuro uno espera volver al cine, para sentarse en una sala oscura donde el cine de suspenso provoca mayor temor. En el hogar, hasta el gato maúlla por comida, lo cual le recuerda a uno que la película se puede detener. 

Leer más...

Como no hay cine, lo que hay es películas por televisión pagada. Unas mejores que otras. Unas más provocadoras que otras.  The Hangman (Dir. Johnny Martin, EE.UU., 2017) es de ese tipo de película que uno no iría a ver de ordinario. Aparentemente todo el mundo coincidió en ese detalla, ¿por qué verla? Bueno porque tiene como primerísimo actor a Al Pacino (detective Ray Acher), y uno piensa desde los días de Serpico (Dir. Sidney Lumet, EE.UU., 1973) que todo lo que haga Al Pacino es bueno.  Pues no es cierto.

Leer más...

Hay que ver siempre el cine de Eddie Murphy. Este nos acuerda siempre de los valores dominantes, donde la figura del buen padre es esencial.  One thousand words (Dir. Brian Robbins, EE.UU., 2012), es un tipo de comedia que aborrece, pero que por su propia historia es aún más aburrida.

Producida en el 2009, por problemas de gerencia en la casa de los productores, la misma fue retrasada para salir en el mercado. Se hizo en el 2012, y cuando salió su principal crítica fue que los chistes no eran consistentes con el momento.  En fin, un papelón.

Leer más...

El muerto que más dinero genera se llama Elvis Presley.  El exjugador de un aliga profesional que mas dinero genera, por encima de todos los otros jugadores, a pesar que lleva mas casi 20 años retirado, se llama Michael Jordan. Una leyenda en vida.

Ahora bien, la serie/película en homenaje a él, The last dance (Dir. Jason Hehir, EE.UU., 2020), y producida por Netflix, fue la sensación del aburrimiento en el periodo duro de la pandemia.  Dicho así, se vendió como pan caliente. Como todo lo que hace Michael Jordan,  una maquina de generar dinero a la posteridad (en vida y en muerte cuando le toque… todo indica en relación a la producción de capital).

Este documental, entonces, nos va narrando la ultima temporada que el equipo de ensueño de los Chicago Bulls, mantuvo para lograr su sexto campeonato, todos en la misma década de 1990.  Una proeza, que combinó un buen dirigente, Phil Jackson, un tremendo equipo (Scott Pipen, Dennis Rodman, Steve Kerr, entre otros, y Michael Jordan), y sobre todo un propietario que decidió invertir en mantener una nomina muy costosa (Jerry Reinsdorf).

Leer más...

La ví. Contrario a lo que muchos me han dicho, me encantó. Me hizo llorar en más de una ocasión. La Red Avispa (Dir. Olivier Assayas, Francia, 2019), es una coproducción de Franci, Brasil, España y Bélgica que le rinde homenaje a un capitulo de la guerra fría poco visto: la resistencia del gobierno y pueblo cubano, y su creatividad, para enfrentarste [y derrocar] al gobierno de los EE.UU.

Basada en la novela de Fernando Morais (Brasil) El ultimo soldado de la guerra fría, la película cuenta de la respuesta del gobierno cubano cuando a principios de la década de 1990, el gobierno de los EE.UU. comenzó a promover actos terroristas y de infiltración en Cuba. El gobierno cubano, muy hábilmente, promovió la infiltración de los terroristas en Miami. El resto es la película.

Un hermoso homenaje al pueblo cubano, que mi padre, Emiliano, cubano de nacimiento y por convicción, se hubiera deleitado.  Sobre todo, cuando en diciembre el 2015, se inicio el deshielo de las relaciones Cuba-EE.UU. y como parte de ese proceso, los protagonistas del filme (todos arrestados en los EE.UU. por espionaje) fueron intercambiados y liberados en Cuba.

Es una película que deben verla, no por su reparto sino por la historia. Es una hermosa historia de lucha y resistencia de uno de los pueblos mas dignos y consistentes del planeta: Cuba.  Aché para nuestros hermanos y hermanas cubanos. 

Tenía que verla pues es uno de esos filmes que pasan en la historia de forma invisible, pero cuando los ves te recuerdan tantas y tantas otras películas. The Ottoman Liutenant (Dir. Joseph Ruben, EE.UU., 2017), es un tema repetitivo, pero que siempre nos causa alegría, llanto y sobre todo un tantito de melancolía.

Leer más...

La vi en las redes sociales, pues ni la conocía. La vi pensando que el actor principal era Ben Stiller, cuando luego descubro que es Adam Sandler.  Luego pienso que ellos, ambos judíos, pensaron en este filme como una opción para poder explicar sus orígenes familiares. Luego veo que estaba confundido y que Adam Sandler hizo un papelazo en este filme, que jamás lo hubiera pensado de él.

En fin, Uncut Gems (Josh and Ben Safdie, EE.UU. 2019), es una película en línea, que por su naturaleza y calidad debió haber sido nominada para los premios Oscar, pero por razón de producción y tiempos, fue excluida. Salió y vivió en línea.  Dicho esto, vale la pena verla. 

Es una de las mejores actuaciones que he visto de Adam Sadler, actor maduro que lo henos conocido más en el cine de comedias. Viniendo de una formación judía en la ciudad de Nueva York, casado con dos hijos en un matrimonio que sigue la tradición religiosa de sus orígenes, Sandler (personaje de Howard Ratner) nos representa a un carismático y problemático joyero judío de dicha ciudad.

Entonces, uno se mete en la película de cultura plural, donde todos los personajes son un estereotipo. Uno decide si participa o no, pero lo que vale la pena de la película, es la intensidad de la actuación de Sandler/Ratner.  Un lujo.  Se queda uno sin aliento.

La película trae un buen reparto, incluyendo a Lakeith Stanfield, actor de una película poco apreciada en Puerto Rico, Sorry to bother you (Dir. Boots Riley, EE.UU., 2018), la cual lo consagró como un actor a ser tomado muy en serio.  Por otro lado, introduce al exjugador de la principal liga de baloncesto del mundo, la NBA, Kevin Garnett interpretándose a sí mismo.  Hay un chiste con la sortija del campeonato del 2008, Boston Celtics, donde militaba Garnett, que vale la pena ser visto; como también un dialogo final entre Sandler/Ratner y Garnett/Garnett que es meritorio sobre la ética.  Vale la vena ver esas dos escenas.

En el personaje femenino, se destaca Idina Menzel (Dinah Ratner), que como esposa del Sandler/Ratner, hace un papel de mujer sumisa interesante. La película permite adentrarnos en la cultura familiar judía lo cual de ordinario no pasa.  Interesantes diálogos a partir de las preocupaciones y necesidades del mundo judío.

En fin, es una buena película, contada sin prejuicios. La vida como es.  Y si, hay personajes como Sandler/Ratner que le venden prendas a jugadores como Garnett/Garnett. Eso es así. Véanla, es entretenida. 

Más artículos...