altDemasiados adultos, algunos por ignorancia, otros por coincidir con los intereses anti conservacionistas del planeta o por sus intereses monetarios, dicho sin espavientos, atacan a esta joven sueca a la que le han tildado de tantas cosas innombrables como que le hace falta “cariño” y que ahora es la voz del odio. ¡Uyyy, qué miedo!

Leer más...

altEn 1984, ciento diez hijos de Orwell decidimos estudiar literatura en la Universidad de Deusto. La revolución inversa. Época de ocio y droga, cuando las drogas no eran de diseño sino un asqueroso líquido en una cucharilla aún más asquerosa y el ocio era sinónimo de desempleo.

Leer más...

altEs aquel que se habla en casa desde la cuna. Es aquel con el que me cantaron desde el vientre. Es aquel con el que me gusta más amar. Es la base de todo mi conocimiento preescolar. Deberá ser la zapata sicológica sobre la cual se construyan otros idiomas.

Leer más...

Más artículos...