Mario Benedetti tiene un cómplice. No coincidieron en tiempo y espacio, pero si algo permite la literatura es derribar las coordenadas y dar continuidad a los reclamos que surgen entre las letras. Así, el joven escritor y periodista Melvin Rodríguez Rodríguez, abrazó los versos del poeta, esos que dicen "que todo el mundo lo sepa, que el sur también existe" y rescató en su primer libro de relatos, titulada "En las montañas", la génesis contemporánea de un país, Puerto Rico, desde la memoria de sus habitantes al sur.

Leer más...

Entrevista con el dramaturgo y director teatral Pedro Rodiz

 

“Cuando era universitario recibí uno de los elogios profesionales más lindo que he recibido en mi carrera. Monté en el teatro Julia de Burgos una versión de Ligazón de Valle Inclán. La gran Victoria Espinosa fue a verla y después de la función me dijo: “Yo he visto esa obra montada de todas las formas posibles y no imaginé que hubiese otra forma de montarse, felicidades colega.” Imagínate, Victoria Espinosa, que no es una mujer, sino que es una diosa, me haya dicho eso.  Fue inspirador porque me validó, aún siendo estudiante, que iba por el camino correcto.” Cuenta entre risas Pedro Rodiz. Y es que este teatrero, es un extraordinario conversador, divertido y visionario del arte como de la cotidianidad. Todos quienes tenemos el gusto de compartir con Pedro, disfrutamos de sus anécdotas y humor.

Leer más...

“Los personajes nos escogen a nosotros los escritores para que contemos sus historias y no lo contrario. En una ocasión le llegó a una puertorriqueña residente de Brasil mi novela Cinco Marías y un Ángel. Quiso conocerme cuando vino de visita a Puerto Rico. La invité a nuestra casa para conocerla y luego de cenar me hizo dos preguntas: ¿De dónde saqué el apellido de Miss Rossie (Decheneaux) y de dónde saqué el personaje de nombre Manuel Antonio López? Le conté que cuando necesito nombres, voy a los cementerios. Y en Buxeda encontré una tumba de Matilde Decheneaux y tomé el apellido francés que necesitaba. De hecho, su nombre completo era Matilde Clotilde Anatilde. Y Manuel Antonio López es de la historia cañera, fue el primero que compró los fundos que luego se convertirían en la Hacienda San Vicente de Vega Baja. Ante el asombro de ambas, me contó que Matilde Decheneaux era su abuela paterna y que Manuel Antonio López su abuelo materno. ¿Los escogí a ellos, o ellos me escogieron a mí? Siempre que voy a Buxeda le rezo a Matilde y le pregunto por qué me escogió, pero todavía no me contesta.” (T. Casanova)

Leer más...

Dedicado a escritores gays reconocidos como Manuel Ramos Otero, Carlos Vázquez Cruz, Roberto Echavarren y Dionisio Cañas, entre otros, El maricón o los señores de la noche del poeta y filósofo boricua Yván Silén (Sileno en el texto) es un hueso duro de roer.  Primero, por la polémica que desató en Facebook poco después de su publicación y segundo, por el boicot que ha vetado el ensayo en diversos círculos, etiquetando a Silén de abiertamente homofóbico.  Son muchos los rumores que corren sobre la lectura de un poema en público donde el poeta insultó a intelectuales gays boricuas, pero ninguna de las versiones comentadas en Facebook parece satisfacer el anhelo de poder para silenciar las palabras del filósofo.  Es cierto que la lectura requiere de un conocimiento amplio de la obra sileniana, pues, en la primera nota al pie de página, el escritor aclara que este ensayo, El maricón o los señores de la noche “acontece entre La poesía piensa o la alegoría del nihilismo y El pensamiento canta o la jerga de la pasión”.  Intuyo que sin haber leído estos escritos no se tiene un contexto claro y amplio de los planteamientos que presenta Yván Silén en el controvertido ensayo que aquí comentamos.

Leer más...

Serie: Escritores Caribeños en Nueva York

 

Descubro que siempre he estado triste

y que toda la ciudad es una sentencia irrevocable.

Me queda un juego de palomas,

debe haber algo que no se muera.

En Me queda un juego de palomas

Jimmy Valdez

Leer más...

Este semestre se perfila interesante en la literatura puertorriqueña con las nuevas publicaciones de los escritores Gilberto Hernández y Stefan Antonmattei. Ambos autores se han caracterizado por su disciplinada constancia en el oficio. No han tenido prisa alguna por publicar estos títulos. Lo que, a mi modo de ver, muestra conciencia plena de lo medular e inherente a esta vocación. Con ninguna estridencia, sin prisa pero sin pausa, Hernández y Antonmattei se han labrado, con el transcurso de los años, un lugar propio en el panorama; desde esa artesanía constante de  crear y recrear lo escrito.

Leer más...

Antonio Aguado Charneco está por hacer temblar los cimientos creativos del País con la publicación de los Narcocuentos, libro que explora la intríngulis del narcotráfico con diferentes actores de nuestra sociedad, esto mediante el guiño creativo de la ficción. Este libro sale publicado por cortesía de Ediciones Mágica, que pertenece a la librería del mismo nombre.

Leer más...

Luis Felipe Díaz es uno de los principales críticos de las letras boricuas. Sus libros son un catálogo privilegiado que muestra la mirada de un investigador incisivo que nombra el devenir de nuestra historiografía literaria, y lo ha nombrado como pocos lo han hecho. Tuve el privilegio de tomar la clase de Literatura Puertorriqueña con un intelectual que sintonizó los estudios literarios con los saberes lacanianos, psicoanalíticos y semióticos.

Leer más...

Más artículos...