altAnte la impresionante erupción de personas interesadas en escribir, llega el momento en el que el escritor se pregunta sobre cuál es el mejor formato para publicar. Sepa, mi estimado lector, que el mecanismo que elija para sacar a la luz su obra dependerá de sus necesidades, expectativas, propósitos y, muy importante, de su presupuesto. Inicialmente, todos queremos que una casa editora se “enamore” en nuestro trabajo y asuma todos los gastos. Pero, lamentablemente, y debido a la terrible situación económica que arropa a nuestro país, esa posibilidad cada día es más remota.

Leer más...

altMi estimada Cubainformacion.tv publica un trabajo de uno de sus columnistas, Yohan González Duany, titulado Oposición en Cuba: tender puentes en pro de la reconciliación. Tras su lectura, me representé a un joven objeto de una lamentable ignorancia, a saber: el porqué en nuestro país existe el monopartidismo y qué significa la reconciliación desde la perspectiva martiana.

Leer más...



Nota Editorial: El Post Antillano celebra al evento salsero más importante del hemisferio Latinoamericano y Caribeño, El Día Nacional de la Salsa de la emisora Z93fm, que por los pasados 31 años se ha realizado en San Juan, Puerto Rico. El Post Antillano le presta atención tanto a los invitados como a los no invitados. En las semanas con antelación al evento entrevistaremos a jóvenes y excelentes intérpretes del género musical salsero o de ritmos caribeños, que sugerimos también deberían estar en el Día Nacional de la Salsa.

Leer más...

altDebo aclarar que no soy un profesional de la conducta humana; solo soy un papá que por años se ha dedicado a sembrar magia en la mente de su hijo. Mi tendencia a buscar elementos fantásticos en mi diario vivir se ha unido con mi pasión por los libros, por eso me preocupa escuchar las quejas de muchos sobre la renuencia a leer que tienen algunos niños y adolescentes

Leer más...

altEl pasado 16 de marzo me levanté tempranito a planchar mi traje blanco, limpiar mis sandalias, preparar mi lonchera de frutas y agua, y arranqué para el Estadio Hiram Bithorn. Era el XXXI Día Nacional de la Zalsa y por primera vez en mi carrera artística, me tocó estar en esa multitudinaria tarima. ¡Que emoción al ver miles de personas diciendo presente desde temprano apoyando esta actividad de pueblo!

Leer más...

altFue uno de esos viajes imprescindibles. Como atreverse a escribir un libro. O a tener un hijo y amarlo justo como se formó en el vientre y se apareció en el mundo. O a enamorarse sin remedio de un amor inalcanzable, indeleble y obstinado, al menos una vez en la vida. Eso ha sido para mí conocer Cuba. Por eso aún busco los adjetivos que se me escapan, que se parecen a la palabra perplejidad… o mejor, embelesamiento, una suerte de embrujo, como una bruma translúcida que me ha arropado los sentidos y que se niega a abandonarme; una ráfaga que me ha revuelto el pensamiento acomodado a mi propia historia, apuñaleada de ideas preconcebidas… un sable que me ha hincado el corazón; como si la punzante rama de una trinitaria teñida de hechizantes fucsias me hubiese herido con su granate imborrable. Vamos, como un carimbo con el que me han marcado la piel negra cobriza amarilla, igual que el español mutiló el cuerpo negro mulato amarillo de mi hermano antillano.

Leer más...

alt

(Fotos de Ed Díaz)

Me gusta esa predisposición a la risa que obnubila la del llanto. Y me atrae esa locura sana que tiñe el espacio cuando nos aglomeramos a reír. Esa sincronía del sonido que emiten las bocas alegres acompañadas de vítores e interjecciones de aprobación provoca una reestructuración del tiempo en el que se ralentizan y se disuelven otras posibilidades que no tengan que ver con esa sensación de plena autonomía, de libertad, de una incuestionable franqueza.

Leer más...

altEn México, escuchando a los presidentes de EEUU (Obama), Canadá (Harper) y nuestra nación (Peña), me doy cuenta que esa palabreja “democracia” es usada como comodín. A nadie le da vergüenza, a ninguna persona le sangra la boca, por hablar de democracia sin realmente sentirla ni conocer su significado. Es una palabra mágica –más usada que justicia, libertad o igualdad- que repiten los políticos, los empresarios, la clase dominante. Aunque un gobernante sea representante de la guerra, del armamentismo, del saqueo, de la explotación, basta con presentarse como “demócrata” ante un país y frente al mundo para que sea bienvenido y escuchado.

Leer más...

Más artículos...