Si fuera a calificar y dar nota a muchos servicios gubernamentales, ahora durante la pandemia, la misma sería como muy alta una “C”.  Se entiende que estamos en un tiempo muy particular, pero dentro de esto, es necesario, más que nunca, ser creativos y buscar formas para poder dar servicios.

Les voy a narrar un poco las dificultades “macondianas” que pasó Flora (nombre ficticio para proteger la identidad) para renovar su licencia de conducir.  La licencia se le vencía a mediados de septiembre.  Entonces, allá para julio Flora hace un primer intento para conseguir una cita por el portal de cesco.turnospr.com, pero no es posible porque aún, según el portal, era muy temprano.  Entonces para agosto, hace lo mismo, y consigue cita para fin de octubre.  Pero al realizar que había que llevar la tarjeta de seguro social sin laminar, la cambia para noviembre, viernes 13, en Sagrado Corazón.

Leer más...

Estas elecciones en Puerto Rico marcan un punto de cambio en la forma de gobernanza política que quiere el país como colectivo.  El país busca gobernantes balanceados que más allá de politiquerías hagan política pública para el bienestar de todos los puertorriqueños y puertorriqueñas.  En ese sentido, la inserción del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) al ruedo político insufló aires nuevos para llevar el mensaje claro de que, para lograr progresar en el país, hay acabar el bipartidismo.  El Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) hizo lo propio.

Sin duda tanto el MVC como el PIP hicieron unos trabajos muy acertados y positivos. MVC, me parecería a mí, es el partido que realmente más adelanto político tuvo en esta contienda.  Desde esa mirada es un movimiento ganador. Con su discurso, MVC atrajo muchos votos de jóvenes primeros votantes, Centennials o generación Z, y de los Millenials o generación Y.

La mirada de estos votantes de las generaciones Centennials y Milenios tiende a ser menos conformista, más tecnológica, y una que espera resultados y transformaciones inmediatas. Sin embargo, esa mirada de esperar resultados o transformaciones políticas y sociales inmediatas ha provocado una discusión hostil y agresiva en las redes sociales, en contra de otras generaciones más adultas, particularmente la de los Baby Boomers.

Leer más...

Durante sus primeros 100 días de gobernación Pedro Pierluisi, de salir electo, va a entregar nuestras playas, costas y recursos naturales al gran capital, sus amigos del alma. Eso es lo que pregona cuando dice que declarará “críticos” los proyectos de reconstrucción.

¿Por qué decimos esto? Porque la declaración de un “proyecto crítico”, es una posibilidad que el Titulo V de la Ley Promesa le da al gobernante en caso de una emergencia. Pero ¿qué ventaja tiene ser “un proyecto crítico”? Todas.  Siendo un proyecto critico a la empresa que maneje tal proyecto se le tienen que acelerar todos los permisos de ubicación, construcción, la declaración sobre impacto ambiental, y demás. Un dato importante es que los proyectos críticos deben ser presentados ante la Junta de Control Fiscal, para su aprobación final. Pierluisi se jacta de ser su gran amigo, claro fue su asesor y creó lazos de interés con ellos a favor de los bonistas buitres.

Leer más...

Estamos a tres semanas de las elecciones.  En Puerto Rico como en Estados Unidos este año las elecciones se dan en un ambiente más precarizado que lo usual por razón de la pandemia causada por el Covid-19.

Sabemos que entre los síntomas del covid-19 pueden darse fiebre, escalofríos, tos, falta de aire o dificultad para respirar, fatiga, dolores musculares, dolor de cabeza, pérdida del gusto u olfato, dolor de garganta. Lo que no sabemos es si el Covid, en un año de elecciones políticas, nubla la sensatez con más intensidad hasta el borde de causar estados de locura.

Pienso que este periodo de encerramiento y distanciamiento prolongado el Covid sí marca la psiquis de las personas, que naturalmente nos nutrimos del compartir entre unos con otros.  Sin embargo, mas allá del Covid-19, algo que aumenta el efecto negativo a la psiquis del país es la inestabilidad de los líderes políticos, sus posiciones vacilantes y engañosas sobre los sucesos corrientes, y como hacer políticas públicas con un balance entre la salud, la economía y el orden social.

Leer más...

Desde principios de años nos subsumió la vorágine de la incertidumbre que nos trajo la pandemia del coronavirus.  Ese estado de incertidumbre nos ha creado falta de seguridad, confianza o certeza en todo nuestro entorno básico.  Ante un evento de tal magnitud, que nos toma por sorpresa a todos en el globo terráqueo y nos detiene, es natural sentir desconcierto.

De repente está en jaque todo nuestro mundo y nuestros sistemas tal como los conocíamos. Está en riesgo nuestra salud, nuestros empleos, la capacidad de generar sustento y alimentación, la educación, la socialización y la pura cotidianidad de la vida.  Esta situación puede convertirse en una abrumadora no solo para algunos sino para todos.  Sin embargo, es preciso aprender a manejarnos ante las incertidumbres de la vida.

Leer más...

En los pasados días, Yolanda Sánchez Pagan, entrenadora personal de Pedro Pierluisi lo acusó de hostigamiento y acoso sexual.  Enseguida Pierluisi y sus jefes de campaña levantaron la defensa de que se trataba de ataques políticos a su candidatura.

Ciertamente el momento en que esta fémina trae a la luz pública sus alegaciones puede verse sospechoso.  Sin embargo, en el sistema patriarcal donde predomina la masculinidad hegemónica, nunca va a haber un buen momento para acusar a un hombre; y siempre se va a mirar con sospecha y revictimizar a cualquier mujer que levanta acusaciones de hostigamiento contra el hombre.   Ahora pregunto, ¿no es mejor tarde que nunca?

Debamos empezar por definir los conceptos hostigamiento sexual, hegemonía, patriarcado y masculinidades (hegemónica vs. Igualitaria).  Hostigamiento sexual, consiste en cualquier tipo de acercamiento sexual no deseado, requerimientos de favores sexuales y cualquier otra conducta verbal o física de naturaleza sexual, y someterse o rechazar esa conducta va a afectar el empleo o los servicios profesionales que presta esa persona.  El hostigamiento se puede manifestar en forma de piropos, insinuaciones sexuales, miradas insistentes al cuerpo, chistes ofensivos de carácter sexual, comentarios ofensivos o de carácter sexual hechos a terceros sobre la persona. También incluye agresiones físicas como roces corporales, pellizcos, besos o agresiones sexuales.

Leer más...

El mes de julio de 2019, pasará a nuestra historia de Isla como un mes de verano fundamental para establecer y validar la fuerza que como un pueblo unido somos capaces de generar para lograr un propósito común.  En ese verano fue lograr la dimisión de un gobernante.  Hasta ese momento, el pueblo estaba sumido en una profunda depresión social y moral, a raíz de la situación económica precaria del país, de la imposición de una Junta de Control Fiscal, la corrupción rampante, y por supuesto las pérdidas y el estado de desasosiego y desesperanza luego de los embates de los huracanes Irma y María. 

En ese punto, el ánimo de nuestro pueblo estaba casi comenzando a hacerse cenizas.  La chispa innata estaba bastante débil. Sin embargo, el verano de 2019, fue un soplo de vida al pueblo.  Las brasas avivaron la urgencia de traer cambios radicales y estructurales al país, de condenar la corrupción y la impunidad.  Ese verano se avivó la esperanza de poder finalmente tener una visión unificadora, de poder finalmente hacer un cambio de retórica con miras al bienestar del país fuera de partidismos políticos. Sin embargo, la efervescencia de ese movimiento social espontáneo se quedó ahí.

La euforia, como las aguas, bajó a su nivel.  Entonces, el Partido Nuevo Progresista, que es uno experto en estrategias y artimañas políticas, de inmediato comenzó a capitalizar y continuar la manipulación escandalosa y corrupta, con la cual ha obrado todo este cuatrienio.  Al punto tal, que hace no menos de 6 meses, cambió las reglas del Código Electoral, para agenciarse ventajas en los resultados electorales de noviembre, sobre los otros partidos, tanto el otro de mayoría, como los de minoría y emergentes.

Leer más...

En una República ubicada al Norte del Caribe, habitaba el Emperador Trumpetilla. Él era muy presumido, engreído, egocéntrico, insensible, cínico, manipulador y temerario.  El emperador siempre buscaba ser el centro de atención.  Era recalcitrante para seguir consejos de nadie.  Pero era muy presumido, le gustaba vestir bien, tener una vida de lujos y placeres.

Cuentan que un día llegó de Rusia un mercader y le ofreció hacerle una mascarilla con una tela especial que le daría super poderes.  Tutin, nuestro presidente, tiene una. Que de especial tiene la tela con la que se hace esa mascarilla, preguntó curioso el Emperador.  Bueno, contestó el mercader, es especial porque lo vuelve invisible ante los ojos de los necios y de quienes no merecen su cargo.  Le permite ser inmune a los “fake news”, a la crítica y le deja salirse siempre con la suya. Pero sobre todo … lo protege contra el Covid-19.

Cuánto cuesta esa mascarilla mágica, preguntó el Emperador. Miles de vidas “digo” miles de dólares, contestó el mercader. El Emperador entusiasmado le dijo al mercader que eso era un costo razonable que su pueblo podría pagar. El mercader advirtió al Emperador, que si le preguntaban cuál era el secreto para protegerse contra el coronavirus dijera que tomaran té de lejía.  “Meta mano y hágame una mascarilla con esa tela especial”, ordenó el Emperador al mercader.  De inmediato Emperador, contestó el mercader.      

El mercader se fue a su taller a confeccionar la mascarilla mágica del Emperador. Pasaron varios días y el Emperador, que no tenía paciencia, estaba muy ansioso por usar su mascarilla mágica y emular a su homólogo Tutin.  Pero para no parecer desesperado, envió a su asesor médico a evaluar el proceso.  Cuando llegó al taller, el doctor Fuchi abrió los ojos de espanto al escuchar al mercader ruso reportándose con Tutin. Fuchi se dio cuenta de que no había mascarilla y que el mercader era en realidad un espía ruso. 

A Fuchi le dio tanto miedo que intentó persuadir al Emperador a que usara mascarillas N-95 hechas por China, y que hiciera mandatorio en el país su uso. El emperador se negó rotundamente, porque decía que el Covid-19 fue contagiado por los chinos.  Dijo que solo usaría la mascarilla mágica y le advirtió que, si seguía con la campaña de miedo, lo iba a despedir. Ante esto, Fuchi permaneció callado y fingió ver la tela de la mascarilla.

Al próximo día, el mercader ruso, con gran fanfarria entregó al Emperador su mascarilla.  Con gran solemnidad le dijo, “Oh gran Emperador Trumpetilla, ándese listo porque esta mascarilla nadie la puede ver”, esa es parte de su mágia. En el palacio nadie se atrevía decirle a Trumpetilla que no tenía puesta ninguna mascarilla. Y como el Emperador no la usaba, ninguno de sus súbditos lo hacía para evitar incomodarlo.

 

Mientras tanto en la República el contagio del coronavirus cobraba la vida de miles de personas.  El Emperador Trumpetilla, que se creía omnipotente con su mascarilla mágica, salió a hacer campaña política. Él se mofaba abiertamente de todos los que usaban mascarillas N-95, incluyendo contrincantes políticos.  Se jactaba que la suya tenía poderes mágicos que lo protegían, sin tomarse la lejía.

 

Entonces, uno de esos días de campaña, visitó un centro de inmigrantes ubicado en una iglesia del área.  Allí se topó con un niñito hispano que salía del confesionario y cuando el niño lo vio le gritó, “Emperador manténgase alejado que usted no tiene mascarilla y tiene la cara color de termómetro por explotar”.  Todos los niños del centro pavoridos comenzaron a gritar. Fue en ese momento, que el Emperador Trumpetilla realizó que estaba contagiado con el Covid-19.  Pero siendo como era, siguió su paseo como si nada, y se fue cantando la lírica del Conejo Malo “Tamos bien (wuh), yeh, Sobran los billetes de cien, yeah, No hay nada mal, estamos bien, 'tá to' bien, hey…”

 

Y colorín colorado, esta historia aún no se ha acabado.  Cualquier parecido con el cuento de Hans Christian Andersen o con la realidad es pura coincidencia y producto de una imaginación activa.

Más artículos...