Pasó hace 40 años. El hombre, alto, flaco, lánguido, vestido con ropas mustias y gastadas que parecían trapos, me pidió ver la palma de mi mano. La observó, sin ceremonias ni misticismo, acostumbrado. Mientras leía cada línea, el adivinador me dijo: veo muchos papeles, muchos libros, te veo escribiendo, hablando en nombre de otros. Ya yo había decidido que no quería ser médico, no me había gustado el ambiente ni la gente en la Facultad de Ciencias Naturales, eso, eso no era para mí. Todavía, sin embargo, no sabía que sería abogado. Eso vino después. Hoy, ya hace 25 años que, diariamente ando sumergido entre papeles, leyendo, escribiendo y hablando en nombre de otros.

Consultor, canónico, acusador, defensor, de Dios, del Diablo, de oficio, del Estado, laboralista, de pobres, de corporaciones, de sucesiones, titular, de beneficencia, de récord, civilista, penalista, federalista, de Familia, secano… ¿qué es ser abogado?

Ulpiano, quien desde el Siglo III nos legó que “la justicia es la constante y perpetua voluntad de dar a cada uno su propio derecho”, también nos instruyó a que el derecho estaba constituido por tres principios básicos: vivir honestamente, no dañar a los demás, y dar a cada uno lo suyo.

Leer más...

Yo lo veía fajao, en la cafetería, contestando el largo examen que la misi de la clase de español nos había dado para llevar. La educación debería ser como en Finlandia sin notas. Me pregunto si contarán la asistencia para aprobar las materias… Me propuse seducir al nerdo. Le haría un show de niña sufrida, pero sexy. Mi plan se iba concretando. Me gané la oportunidad de que me prestara su pen drive. Copié sus respuestas y para que el buscador de plagio no me arrojara a mí como la que se copió el 100 porciento del examen, dañé el dispositivo, colocándolo por breves minutos en la estufa.

Leer más...

Ha vuelto la bruma densa

como una tristeza de alas deshechas.

La silueta agazapada busca

el azul ido del cielo

en el cuerpo tendido de los pájaros del pavimento.

Hace mucho que no llueve.

Nadie mira un arcoíris de arenas

ni al desierto que visita y gime también su descalabro.

¡Quien haya quemado las nubes sin agua,

quien haya llenado de insalubres polvos el humor acuoso

quien haya caminado sin alzarse al techo de su tierra

que se detenga…

que me abra el espacio azul en dos

que necesito respirar!

Estos son los primeros rayitos de sol tomados desde mi balcón esta mañana como a las 7:30 am. Llevo semanas tratando de capturar un amanecer puro y las nubes no me lo permiten. Es el invierno veraneado de mi Puerto Rico que hace que nos despertemos más tarde y que muchas personas asocien las celebraciones navideñas con un estado anímico particular, y algunos hasta se depriman.

Leer más...

Este lunes 24 de agosto, cuando nos estemos recuperando del paso de la tormenta tropical Laura, estaremos celebrando el natalicio de uno de los grandes intérpretes de la música popular, el gran Benny Moré, nacido hace 101 años. Es una buena ocasión para recordar el hermoso poema que tras su muerte le dedicó el escritor Roberto Fernández Retamar. Se titula “Oyendo un disco de Benny Moré”:

Leer más...

Nuestra demencia nos lleva a dibujar

Nuestra demencia nos lleva a escribir

Nuestra demencia nos lleva a ordenar cada día,

una flor para la vida

Nuestra demencia nunca ganará, amor

Su demencia los lleva a pelear

Su demencia los lleva a matar

Su demencia los lleva a tirar cada día

una bala al corazón de la vida

Su demencia ganará, amor

Perderemos, amor,

Yo sé.

Ellos ganarán.

Tú lo sabes

Sin embargo,

Dibujaremos, escribiremos y le daremos cada día

una flor a la vida.

Primera Nota de la Autora:  Hussein Habasch es un poeta de KURDISTÁN, nació en 1970 en AFRIN. Actualmente vive en Alemania. Escribe en kurdo y árabe. Muchos de sus textos han sido traducidos a otras lenguas como el inglés, el alemán, el español, el francés, el chino, el uzbeko, el albanés, el persa, el italiano, el serbio, el macedonio, el búlgaro, el portugués, el húngaro, el esloveno, el turco, el ruso y el rumano. Entre sus publicaciones se destacan; Ahogar en las rosas (2002), Huir a través del río Evros (2004), Elevado como el deseo y apetecible como la cintura de una gacela (2007), Delirios a Salim Barakat (2009), Ángel volador (2013), Ángel volador, en inglés (2015) y No Pasarán, en Español, el libro publicado por el Festival Internacional de Poesía en Puerto Rico 2016. Árboles borrachos, en Rumano, Bucarest 2017. Dos árboles, en Español, el libro publicado por el Festival Internacional de Poesía en El Salvador 2017. Tiempos de Guerra, en español, el libro publicado por el Festival Internacional de Poesía en Costa Rica 2017. La fiebre del membrillo, Ediciones Sarsara, Berlin 2019. Paz para Afrín, paz para Kurdistán, Antología Poética Internacional en inglés y en español, Ediciones Sarsara Berlín 2019. La nieve roja, libro de poemas en chino, Taiwán 2019.

Traducción de UNA FLOR A LA VIDA, por Ghadeer Abu-sneineh

Segunda nota personal de la autora : Conocí a Hussein Habasch en su visita al Festival Internacional de Poesía en Puerto Rico en el 2014 y la poesía nos hermanó en el terreno de provenir de territorios no reconocidos y de la expresión de la ternura humana que reflejada en la poesía, nos mantiene cuerdos. Es de esas personas que son hermanos instantáneos y que aunque pasen los años o décadas sin verse siempre son nuestros amigos. A parte de esto, su poesía es excelente y para muestra este botón que he compartido. ¡PAZ PARA AFRIN!

altÉl se enamoró a primera vista. – Mujer, ¿tienes nombre? -Soy Eva. Y él quiso, pero ella, no. Decidió, pues añadir otra palabra a su estilo seductor. –Eva, mujer bonita.

Leer más...

Más artículos...