Julio César Pol nació en agosto de 1976 en Ponce, Puerto Rico. Ha publicado cuento y poesía en revistas como El Sótano 00931 (2001), Encuentro (1997), Desde el límite (2002), Palabreiros (2004), Letras Salvajes (2004), Borinquen Literario (2004), Hostos Review (2005), Aullido (2006), Prometeo Digital (2006), Los Poetas del Cinco (2007), Baquiana (2007). Obtuvo premios en los certámenes del ICPR Junior College, Universidad de Puerto Rico en Ponce, Universidad Politécnica de Puerto Rico, Círculo Jaime Marcano, Certamen del Círculo de Recreo de San Germán, Pen Club de Puerto Rico y el Certamen de Poesía Olga Nolla. Fue director de la revista El Sótano 00931 y Coordinador General de los encuentros de (De)Generaciones. Es editor de la antología Los rostros de la Hidra (2008) con las casas de Isla Negra Editores y Ediciones Gaviota y Poesía de Puerto Rico: Cinco décadas. Sus libros La luz necesaria (2006), Idus de Marzo (2008), Mardi Gras (2012) y Sísifo (2017) fueron publicados bajo el sello de Isla Negra Editores. Posee un doctorado en Economía. Es docente e investigador en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez. A partir de El ala psiquiátrica (2020), su quinto poemario, volvemos a intercambiar unas palabras que son para ser compartidas con todos vosotros.

1.1 Wilkins Román Samot (WRS, en adelante) – Julio, El ala psiquiatra (2020) es su quinto poemario. ¿De qué trata este poemario?

Leer más...

A mi amiga Zayra López

Los seres humanos son un cuerpo espiritual que vive, por un tiempo, en uno físico. El ánima define la individualidad de un ser humano; teológicamente se dice que el alma humana sobrevive la muerte física, por ser el principio de toda vida. Hay quienes afirman que los animales no tienen alma y eso es falso; los que han tenido algún amigo perruno lo saben. Hay almas en pena que no pueden descansar tranquilas, porque algo perturba su eterno reposo, eso lo aprendió Lorena, con su famoso gurú. Según él, para Aristóteles, el alma era inmortal pero el cuerpo físico no. Por recomendación de su gurú, Lorena leyó El libro de los espíritus, publicado en 1857, para poder entender un mundo totalmente desconocido para ella. Según el francés Allan Kardec, padre del espiritismo, los espíritus habían sido creados por Dios y se encontraban fuera del mundo material. Lorena aprendió que el mundo espírita y el corporal, son independientes uno del otro, y que los espíritus están en todas partes porque: “Los espacios infinitos se encuentran poblados por ellos hasta lo infinito. Algunos están incesantemente a vuestro lado, os observan y actúan sobre vosotros sin que lo sepáis, pues los Espíritus son uno de los poderes de la naturaleza…”

Leer más...

(San Juan, 1:00 p.m.) El tiempo pasa y con su marcha nos olvidamos el origen de las instituciones, ese es el caso del actual Hospital Menonita de Cayey. La actual institución hospitalaria era conocida originalmente como la Clínica Font. La transformación de la clínica en el moderno hospital no llevó a cuestionarnos sobre cómo llegó el Hospital Menonita de Cayey y quienes fueron los dueños de la Clínica Font.

En busca de respuestas, nos acercamos al Dr. José R Muñiz (Pepe) quién fue director médico de la Clínica Font e hijo de uno de sus dueños.

La entrevista se inició con una conversación sobre la situación socioeconómica de Puerto Rico antes de la Primera Guerra Mundial. Enfatizó la desesperanza en que estaba sumido el pueblo debido a la inmensa pobreza, la ignorancia y el atraso tecnológico. Había muy pocos médicos y escasísimas enfermeras. Abundaban la tuberculosis, anemia, parásitos, fiebre tifoidea, y las muertes infantiles. La pobreza era tal que la mayoría de las personas no usaban zapatos. No había electricidad, ni agua corriente y mucho menos inodoros y alcantarillado. Las casas tanto en pueblos como campos solo tenían letrinas. 

Leer más...

Dedicado a Eddie Ferraioli
(San Juan, 12:00 p.m.) La estilizada mujer, conocedora del buen vestir y del arte, no podía leer un mensaje en Facebook que tuviera diez oraciones. Aunque se las daba de intelectual, le recomendó a su amigo, que acortara los mensajes que escribía denunciando los abusos, las atrocidades e injusticias, que cometían los gobiernos del mundo. Él criticaba el descontrol de la policía en Colombia, el coloniaje de Puerto Rico, los asesinatos de mujeres, el machismo rampante. Por supuesto, para ella, las descargas del autor eran incomprensibles, porque vive en una burbuja de cristal ajena a la realidad. En una ocasión, llegó a sugerirle: “los mensajes deben ser más cortos.” A lo que él contestó: “soy escritor, no telegrafista.”

(San Juan, 12:00 p.m.) Llueve y la nostalgia se apodera de mi ser. Por la ventana puedo ver caer las fuertes gotas sobre las hojas de guineo, las palmas de coco y el flamboyán de la vecina. Es el primer aguacero de septiembre, y la montaña huele a campo, humedad, a brisa fresca. Las bromelias rosadas reciben el agua con alegría, y llenan sus conos, para cuando salga el sol.

Leer más...

(Managua, 9:00 a.m.) La virtud más grandiosa de este mundo es descubrir a temprana edad lo que más te apasiona hacer, pocas personas han tenido el grato privilegio de brillar desde la niñez en eso que tanto aman. A lo largo de mi vida he tenido el don de conocer a niños y niñas que son admirables y en su mayoría es gracias a las maravillosas influencias de sus padres, que sin importar las circunstancias del presente ellos creen en el talento de sus hijos, si en el mundo existieran más madres y padres de familia que apoyaran a sus descendientes desde la infancia este mundo tendría otro color.

Hace unos pocos días tuve una charla vía telefónica con la escritora, poeta y modelo  nicaragüense  Albert Hernández,   hablamos del talento que tienen muchos niños, especialmente de Mía Yissel una niña de Managua que tiene 11 años y que a esa edad ya destaca como modelo y bailarina, sobre Mía, Albert opina:

Leer más...

(San Juan, 9:00 a.m.) Entre los escritores que se dieron a conocer en Puerto Rico durante la última década del siglo XX esta la presencia ineludible de Amílcar Cintrón Aguilú. Poeta, narrador, historiador y educador. Este escritor nació el 6 de agosto de 1970 y ha desarrollado parte de su gestión cultural en el Municipio de Caguas. Fue alumno de Emilio Díaz Valcárcel en un taller de narrativa en la Facultad de Estudios Generales del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico en 1991, y desde entonces sus cuentos comenzaron a circular en diversas publicaciones periódicas como Taller Literario. En el segundo lustro de la década trabajó en comunidades de diversos municipios y con jóvenes confinados. A raíz de tales experiencias coordinó dos publicaciones: Sueños, pensamientos, la realidad de un confinado; y Vivencias en el caserío del olvido.

En 1999 sorprendió a los lectores con la publicación de “Como peces emplumados”, un libro con 85 poesías distribuidas en siete partes. El mismo destacó por ser un poemario que revelaba una madurez inusitada. Desde lo intuitivo Cintrón exploró símbolos a través de metáforas que decodificaban el machismo, la dominación y el colonialismo. Sus poemas también apalabraron la riqueza ancestral de los taínos.   

Leer más...

Más artículos...