(San Juan, 9:00 a.m.) Cuando el gobierno de Washington, tomó control de Puerto Rico, en el 1898, por 31 años prohibieron o no permitieron celebrar el tradicional Día de Reyes.  Esto fue así hasta el 1931, cuando se revirtió la política administrativa de dicho gobierno colonial.  Lo interesante es que en el día de ayer, los políticos de turno de Puerto Rico, desde Pedro Pierluisi hasta Jennifer González, reclamaron que los eventos acaecidos en el Congreso federal, constituyen una violación a la democracia americana.  Nos preguntamos, ¿democracia para quién? 

La relación colonial entre los EE.UU. y Puerto Rico es la más dictatorial y opresiva que podamos pensar.  Por lo tanto, rendirle culto a la tradición democrática de los EE.UU., es hacerlo desde la ingenuidad o la ignorancia. Pero no puede ser a partir de un tratamiento racional.  En particular, cuando en el último capítulo colonial, ya sea por vía de la Junta de Supervisión Fiscal (del 2016) o por vía de la decisión de la Corte Suprema de los EE.UU. en el caso de Aurelius (de 2020), lo que uno tiene y recibe es una relación de dominación colonial que es tan perversa por parte de ellos, como pervertida para con nosotros.  Es una relación terrible.

En el día de ayer, un sector del pueblo americano, blancos, de derecha y partidarios del presidente Donald Trump, invadieron el Congreso federal.  Es curioso que tanto la prensa corporativa de dicho país así como la oposición política de la propia derecha, llamó al evento un acto de “insurrección”.  La pregunta que uno se hace es si defender la “democracia americana” o “defender una insurrección popular”.  No nos olvidemos que la última vez que Puerto Rico vivió una insurrección fue en el 1950, con la intentona del Partido Nacionalista de tomar control de varios municipios y puntos estratégicos del país.  Las insurrecciones son el momento anterior a una guerra civil o una revolución.

Leer más...

(San Juan, 1:00 p.m.)  Pedro Pierluisi, el gobernador electo y juramentado el pasado sábado, nos ha devuelto la normalidad.  Puro sarcasmo, pero nos ha devuelvo la normalidad.  Que nadie tenga dudas, que la vida en la colonial, luego del pasado cuatrienio tormentoso, comienza a regresar a su punto cero.  Si algo es cierto, es que el capital, el Partido Nuevo Progresista, y también la oposición desean que se vuelva al estado de normalidad “aparente” que se vive en la colonia.

En este sentido, la noticia del día es que la Corte Suprema de los EE.UU. ha de discutir esta semana, si los boricuas tienen derecho al beneficio suplementario del Seguro Social federal.  Es algo cómico, pero en el imaginario colonial, nadie, ni de derechas ni de izquierda, se oponen a los beneficios que ofrece Washington. Menos aun cuando se justifican que los hemos pagado [similar oportunidad no tuvieron otros países post coloniales, que renunciaron a dichos beneficios históricos. Pienso en Zimbabue].

Leer más...

La Plaza de la Democracia, frente al Capitolio, ayer fue el escenario para que el gobernador electo, Pedro R. Pierluisi, tomara posesión de su cargo y en su mensaje resaltó que necesita que Dios le dé “la sabiduría que necesito para guiar a Puerto Rico”.

A las 10:43 de la mañana, Pierluisi hizo su entrada a la explanada de la ceremonia y se ubicó junto a su padre, don Jorge Pierluisi Díaz.

Raúl Márquez Hernández, secretario de Estado saliente, encabezó los actos protocolares, y luego dio paso al nuevo secretario, Larry Seilhamer Rodríguez, quien dirigió la ceremonia.

Luego de que a las 11:41 AM la presidenta del Tribunal Supremo, Maite Oronoz Rodríguez, volviese a tomar la juramentación de Pierluisi, acompañado de su padre (quien portaba la biblia), el gobernador se dirigió a los presentes.

Poco antes de emitir su primer mensaje como el duodécimo gobernador de Puerto Rico, cuatro cañones custodiados por militares de la Guardia Nacional ubicados en uno de los extremos del Capitolio emitieron los tradicionales cañonazos de la toma de posesión.

Leer más...

(San Juan, 10:00 a.m.) Se nos va el terrible año 2020. Estos 366 días marcan, tal vez, el peor año en nuestra historia. Las próximas generaciones crecerán escuchando historias sobre todo lo que ha acontecido en este año y en el cuatrienio. 

No creo que muchos esperaran un año tan turbulento. Recordemos que durante este nefasto cuatrienio del depuesto Ricardo Rosselló Nevares sufrimos los embates de Irma y María en septiembre de 2017. La destrucción fue cuantiosa. Tengo vivo en mi memoria la destrucción masiva alrededor de mi hogar, el barrio parecía una zona de guerra. Para completar, la infraestructura eléctrica colapsó. Fui uno de esos que estuvo seis meses sin luz. Nos quedamos totalmente incomunicados. 

El gobierno de Ricardo Rosselló falló en todas las maneras posibles, pero lo peor fue ignorar las pérdidas de vidas humanas a consecuencias de los desastres causados por los huracanes y el dolor de sus familiares. No conforme con eso fueron insensibles con los damnificados y en medio del desastre, buscaron lucrarse. La corrupción y la mediocridad colmaron la paciencia de los boricuas, más de un millón de almas se tiraron a las calles en el verano del 2019 para exigir la renuncia del peor gobernante que el país haya tenido, por lo menos, eso pensábamos y nos llegó Wandita. 

Leer más...

(Montevideo, 10:00 a.m.) Corren los primeros días de enero y los mensajes de salutación y buenos deseos para el año que comienza continúan llegando. A nadie sorprende ya una frase que se repite: por fin se fue el 2020, seguramente el 2021 será mejor.

Nadie puede dudar que el 2020 será recordado como el año de la pandemia, el que nos tocó vivir mucho tiempo encerrados, haciendo teletrabajo, con recortes económicos, con falta de abrazos y contacto físico en general con nuestros amigos y familiares, también fue el año que fallecieron muchos de nuestros referentes políticos, sociales y de la vida en general. Un año de muchas pérdidas afectivas para todos.

También fue un año de aprendizajes, de reinventarnos día a día, y para muchos fue de concreciones políticas, sociales y/o económicas, porque en toda crisis surgen oportunidades que son aprovechadas por personas o sectores.

En el área de la comunicación política hubo que adaptar varios manuales, sobre todo los referidos a campañas electorales, ya que, a modo de ejemplo, la pandemia no permitió concretar los antiguos planes de movilización, aquellos que ponían cara a cara a nuestro candidato y militantes con la ciudadanía, mientras que los mítines y encuentros se vieron también muy reducidos. La pandemia nos obligó a hacer otras campañas, a utilizar otros métodos para hacer llegar el mensaje político a los votantes.

Leer más...

(San Juan, 9:00 a.m.)  Hoy inicia la semana, la primera del año.  El pasado domingo ya los mandatarios electos, tanto el gobernador, como la legislatura, así como las personas a ocular puestos en los municipios, entraron en función.  Estamos ante el inicio de la tercera década del Siglo 21, y sobre todo en la apertura del quinto gobierno electo desde que comenzó este milenio.

¿Qué es lo nuevo?  Posiblemente lo único nuevo es que tenemos una legislatura diversa, en la cual varios partidos promueven la estadidad, otros se oponen y algunos no asumen posición.  Es un proceso interesante y novel, pero donde, y como diría ya hace más década, René Pérez, “se vale to’”. En particular, para alcanzar la independencia de Puerto Rico y negar el proceso de anexión de Puerto Rico a los EE.UU.

Pese a todo, el Partido Nuevo Progresista (PNP) que hoy revalida en las elecciones, tiene un agenda muy clara para impulsar tanto en Puerto Rico como en los EE.UU. la anexión total de la isla a la federación americana.  Ahora tendrán que surgir múltiples movimientos en oposición a lo que parece ser un fuerza muy fuerte y apabullante que viene tanto de Puerto Rico como de los EE.UU. en cuanto a este proyecto se refiere.

Leer más...

(San Juan, 9:00 a.m.) En el 2021, El Post Antillano cumple 10 años de haber iniciado su publicación. A lo largo de esta década, y de forma ininterrumpida, salvo durante cuatro semanas luego del huracán María, hemos publicado nuestro periódico, el cual se ha convertido en un proyecto de nación, de Patria.

Nacido entre varias personas que deseábamos asumir una voz de izquierda a favor de la independencia de Puerto Rico y enmarcado en nuestro entorno caribeño, a lo largo de esta ya prolongada jornada hemos sabido decir presente en todas las luchas nacionales y regionales.  Ahora bien, lo hemos hecho desde una mirada contestataria,  desde el pensamiento crítico, favoreciendo siempre lo que entendemos por una ética diferenciada, solidaria y justa.  Nuestros detractores han estado tanto en la derecha, como era de esperarse, pero también en la izquierda.  No obstante, hemos sabido ser consistentes, y nunca nos han logrado callar.

Por lo tanto, ante el inicio de este confuso período que se inicia hoy 1 de enero del 2021, esperamos seguir contribuyendo para desarrollar, sostener y fortalecer un mejor país.  En nuestra función, como hacederos de una verdad no absoluta, ni mejor ni peor que la de usted lector, continuaremos compartiendo ideas y puntos de vista distintos.

Leer más...

(San Juan, 11:00 p.m. Oportuno recordar que fue el PPD quien rescató el voto limpio de manos del partido republicano que establecía a principios del siglo XX que solo los hacendados podían votar ( 1901) y luego que había que saber leer y escribir, repasemos ..

A la muerte de Luis Muñoz Rivera la nefasta práctica del fraude electoral siguió; 

Y para la década del 30 en 1932 se creó el Partido Liberal encabezado por Antonio R Barceló .

Pero el fraude electoral había incluido otra disposición excluyente y malintencionada, en la que especificaba por ley republicana, que solo podían votar las personas que supieran leer y escribir. En esa época apenas se sabía leer y escribir, y el votante tenía que escribir su nombre para poder votar (entonces no se hacía una cruz ) era la forma de expulsar a la masa analfabeta del panorama político que era la masa del Partido Liberal .

Felisa Rincón de Gautier, entonces miembro del Partido Liberal relató que la ley electoral tenía un nuevo requerimiento y era que las mujeres y hombres votantes tenían que llenar por ellos mismos los formularios . O sea la ley tenía su trampa, el que no supiera escribir su nombre, no podría votar.

Leer más...

Más artículos...