Nos encontramos en pleno verano, y sin importar pandemia o tormentas, el verano en Puerto Rico se pasa en la playa y chinchorreando. ¿Y qué mejor para pasar un día de esos que una rica empanadilla de carne?

 

Sin embargo, para disfrutar de esta delicia no es necesario ni estar en la playa ni ir a un chinchorro. Aquí les dejo la receta para que puedan degustar desde sus propias casas.

 

Ingredientes (para 40 empanadillas):

 

450 g de harina de trigo común (4 tazas)

200 ml de agua (una taza aproximadamente)

50 g de mantequilla o aceite (1/4 de taza)

1 huevo

5 g de sal (una cucharadita)

 

Preparación:

 

1.- Pon un caldero al fuego y añade el agua, la mantequilla, y la sal. Calienta el agua hasta que se derrita la mantequilla y retira el caldero del fuego.

2.- Coloca toda la harina en un bol y añade el agua caliente. Mezcla bien. Añade el huevo y sigue mezclando hasta que quede integrado. Pasa la masa a la mesa cuando ya no puedas trabajarla con la cuchara.

3.- Extiende un poco de harina sobre la mesa y trabájala con las manos hasta obtener una masa lisa y uniforme. Forma una bola y déjala reposar durante 10 minutos, aproximadamente. Introduce la masa en un recipiente y tápala con un trapo.

4.- Prepara los ingredientes para el relleno.

5.- Corta la masa en pequeñas porciones y forma bolitas con cada porción. Presiona cada bola con las manos para alisarla y, luego, extiéndelas con el rodillo.

6.- Rellena las empanadillas. Cierra las empanadillas ayudándote de un tenedor para ir sellando todo el borde.

7.- Puedes cocinarlas al horno o a la sartén.

Finalmente, retíralas a un plato sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite. Y así sin más, a disfrutar de una rica empanadilla con un vaso de refresco bien frío, o con la bebida que más prefiera. ¡A disfrutar el verano!

Un ingrediente sumamente popular en la cocina caribeña es el plátano. Ya sea verde o maduro, frito o hervido, encontramos mil cosas que hacer con él. En República Dominicana, hay un famoso plato de desayuno conocido como “Los tres golpes”, cuyo personaje principal es el plátano.

Leer más...

La temporada de mangó en Puerto Rico comienza a mediados de abril y termina a finales de julio. Sin embargo, cuando esas matas comienzan a parir es difícil encontrar qué hacer con tanto mangó. Le damos a la vecina, al tío y a la tía, al tío y a la tía de la vecina, y aún no se acaban. Si ya se te cansó la quijada de comer tanto mangó, aquí te traigo algo distinto para hacer con ellos.

Esta temporada, refréscate con una deliciosa batida de mangó.

Ingredientes:

Mangó picado

Guineo picado

Leche evaporada

Hielo (si se utiliza fruta fresca)

Vainilla (opcional)

Canela (opcional)

Lo mejor de esta receta es su sencillez. Simplemente echa todos los ingredientes en una batidora y déjalos mezclar hasta obtener la consistencia deseada.

Puerto Rico tiene un sinnúmero de deliciosos postres típicos. Sin embargo, por alguna razón estas recetas solo acostumbramos a verlas en Navidad o en fechas especiales. Considero que es tiempo de ponerle fin a eso. Así que, ¿por qué no? Disfrutemos de un rico Tembleque en pleno verano.

Leer más...

Con la llegada del verano, comenzamos a buscar recetas sencillas, fáciles, y refrescantes. La bebida que mejor recoge estas cualidades, además de ser 100% caribeña, es la piña colada.
 
Ingredientes (para 4 vasos):
2 tazas de hielo
1 taza de jugo de piña
½ taza de crema de coco
1 taza de ron blanco (opcional)
4 trozos de piña
4 cerezas
 
Preparación:
Agregar el hielo, el jugo de piña, el ron, si así lo desea y la crema de coco en la licuadora. Mezcle a velocidad alta hasta que el hielo se triture, se combinen bien los ingredientes y la bebida quede suave (aprox. 30 segundos). Finalmente, decora cada vaso con un trozo de piña en el borde y una cereza o “cherry” encima.

Anteriormente les he compartido recetas de mi abuela y de mi madre, en esta ocasión es el turno de uno de los hombres en mi familia. Solo basta con que se sienta un poco de calor (y, a veces, ¡ni eso es necesario!) para que mi abuelo saque la licuadora y le ofrezca a todo el mundo un vaso de Morir Soñando, o como decimos así “al papagayo”, morisoñando.

Leer más...

En los días en que no había mucho tiempo—o ganas—para cocinar, mi mamá me preparaba espagueti. Dice ella es una de las mejores cosas que me salen a mí ahora que soy yo quien los prepara. Un día decidí llevar un poco a mi lugar de trabajo, y fue ahí cuando descubrí que lo que hago son “espaguetis al estilo dominicano”.

Leer más...

Más artículos...