La alarma estaba sonando. El reloj marcaba las 5:15am. Apenas podía despertar. Miró al lado y su esposa no estaba. Se escuchaba el agua corriendo en el baño del cuarto. Hora de levantarse y prepararse una taza de café. Era la rutina diaria por los últimos 15 años desde que se casó y comenzó a trabajar.

Los niños aún estaban dormidos. Les daban un tiempo adicional antes de levantarlos para la escuela. El hábito de prepararse en la mañana cambió desde que comenzó la pandemia y se promulgó la primera Orden Ejecutiva. Un virus había trastocado la cotidianidad de la vida diaria, pero no el horario de salir de la cama.

Lejos quedaban el trajín y los congestionamientos de autos de la mañana. Cada uno trabajaba en lugares distintos, y las escuelas de los niños estaban distantes a los lugares de trabajo. Ahora todos realizaban las respectivas tareas en un mismo espacio: la casa. El hogar que solamente se utilizaba para comer en las tardes y dormir en las noches era el espacio vital de vida en esta nueva era.

Todos continuaban con las mismas costumbres adaptadas a un mundo transformado. Recordaba los comics de Superman de la niñez cuando hacían referencia al mundo bizarro paralelo al mundo real. Vivimos en dos mundos: uno real y otro virtual. Por primera vez descubre la realidad de la convivencia familiar. Todos se sentían extraños. Lo sorprende el desempeño de cada uno a todas las horas del día. Ya no hay mañanas, descansos de almuerzos, y salidas del trabajo o escuela, ni el congestionamiento vehicular de la tarde, solos las noches continuaban sin cambios. Un encierro obligado por un virus que no saben qué significa, solo que puede matar si no hay distanciamiento social o uso de mascarillas. Remembranzas de las películas de ficción.

Leer más...

Musarañas:

Se dice del que está embelesado y con la boca abierta; del que está distraído o absorto. Las musarañas son unos mamíferos muy pequeños, de gran parecido al ratón, pero cuya cola es más corta y el hocico se prolonga hasta formar una especie de trompa, ligeramente corva.

Una definición encontrada en Google

"Muñecos, ¡Borikén siempre ha sido gay... lo que pasa es que gay siempre ha sido aquello de: "¡a escondidas se goza mejor!""

Egidio Colón-Archilla

Estuve esperando el libro por días. La primera vez que lo ordené por Amazon, no llegó y me devolvieron el dinero. Cosas normales en esta plataforma, en estos días. Volví a ordenarlo, se tardó dos semanas. Ya creía que también me devolverían el dinero, pero no, esta vez sí llegó.

Leer más...

Me siento muy honrada por el reconocimiento de Mención Honorífica que ha brindado hoy el Jurado del PEN Club Internacional, Capítulo de Puerto Rico a Velos de la memoria (Isla Negra Editores-2019). Agradezco inmensamente a mis colegas de Guajana y del extendido y amplio gremio de escritores de aquí y de allá por el apoyo y la inspiración que siempre han sido en mi vida, muy en particular, a mi editor, el amigo y poeta, Carlos Roberto Gómez Vera; y, a mi hermana de letras y prologuista, Rubis Marilia Camacho, por haber creído ambos en Velos de la memoria. Comparto noticia junto a Kristina Plaza, Mención Honorífica y Francheska Lebrón, Premio Nacional de Poesía.

Leer más...

Se detuvo frente a la entrada del gimnasio. Desde que comenzó la pandemia no había vuelto a visitarlo. Unas personas con mascarillas esperaban en fila para entrar. Había un límite en la cantidad de personas presentes al mismo tiempo en el local. Un empleado en la entrada les tomaba la temperatura y les rociabanlas manos con alcohol. Pensó en cómo un virus logró lo que padres, abuelos, maestros, el gobierno no habían logrado, el disciplinar a las personas.

Le tomaron la temperatura. Lo rociaron con alcohol y les explicaron las nuevas reglas del distanciamiento social y la responsabilidad de mantener limpias con alcohol, que ellos tenían disponible, las máquinas de ejercicio luego de utilizarlas. Se alegró de escuchar las nuevas normas, le preocupabacontagiarse con el virus.

Leer más...

[Nota del autor:  cuento-ensayo, dato, falsedad o fake-news]

Primera Parada

“Si la Navidad es Cristo, la Democracia es Rosado Colomer”, decía a la entrada de la Comisión Estatal de Elecciones de Puerto Rico. Una veterana periodista que lo vio, y no lo había divisado antes, se preguntaba dónde estaba el FBI. Olvidó aquellos otros tiempos, en los que no le perdieron paso ni pisada, de la misma manera que tampoco se las perdió en su viaje al Gran Jurado, nuestro hombre en común, Caleb Morales. La vida es así, un día estás jugando a las escondidas, otras invitando a jugar, me dije, cuando leí ese artículo de prensa que nos presagiaba lo que ya todos conocemos, que hubo fraude, fraude, fraude.

Leer más...

Mi papá, hacía una semana atrás, había comprado el panel, lo picó a la mitad a lo largo, le colocó alfajías de 1” x 2” y lo pintó de blanco. Así se lo pidió mami, porque el año anterior había usado un panel 4 por 8 picado a lo ancho y ahora las casitas no cabían. Mi madre era particular en eso de buscar las casitas y la gentecita para su aldea de Navidad. Según pasaban los años, compraba las casitas.

El caso es que en esta Navidad, le tomó todo el día planificar la aldea - que se convirtió en dos por tener tantas casitas y el panel ser tan estrecho - montar las bombillas y establecer las aldeas. Había parejas, hombres llevando niños, mujeres llevando niños y niñas, coros, monaguillos, gente llevando árboles, patinando, unos cuantos Santa Claus (lo que no era de su agrado porque prefería Reyes Magos), bomberos, policías, gente cargando agua del río. También había animales: caballos de tiro, perros, conejos, venados. Para establecer la tradición cristiana incluyo un pesebre en cada aldea.

Leer más...

Me escondo y desnudo mis amores
Acaricio cada letra terciopelo que baja por mis dedos
Y habito en cada palabra a contraluz.
Arranco de mi garganta los gritos de un poema
Que ha permanecido escondido entre las sombras...
Tripulante de sueño y fantasía

Leer más...

Más artículos...