Se nos convoca a ofrecer nuestros comentarios en torno al tema Hostos, religión y moral: su concepto sobre la religión, su postura personal en torno a la misma, la relación entre religión y moral,  ello a partir de la exposición hecha por el Dr. Carlos Rojas Osorio en el programa radial Voz Alternativa. El privilegio que da el que sea precisamente Rojas Osorio quien en su  ensayo La filosofía en Hostos, introduce al lector al Volumen IX, Filosofía, Tomo I del Tratado de Moral de las Obras Completas de Eugenio María de Hostos, Edición Crítica, nos permite anticipadamente proponer algunos comentarios al tema.

En el ensayo, bajo el sub tema Moral natural o de la religión, Rojas Osorio indica que “los deberes ‘naturales’ son para Hostos, deberes religiosos”. Esto es así, señala, porque “lo que su moral natural enseña es la ligazón entre la dependencia del hombre con la ‘causa desconocida’ de todas la cosas.”  Sin embargo, más adelante, el propio autor nos indica que Hostos no deja de tener “oscilaciones más o menos violentas” con respecto a este tema de la religión, y en específico, “con respecto a la existencia de una causa primera.”

Indica Rojas Osorio, citando de Hostos,  al respecto lo siguiente:

“No puede negarse que exista una Causa Originaria de la naturaleza y de nosotros mismos; pues esto sería tanto como negar la realidad efectiva del principio de la causalidad.”

Señala que Hostos al referirse a esa “causa primera” utiliza varios “epítetos”: “causa desconocida, causa de las causas, causa primera, lo absoluto, lo absoluto incognocible.” Nos aclara, sin embargo, que tal causa próxima o causalidad no significa en Hostos el concepto de Dios que conocemos. Señala que para Hostos, “ninguna religión es la verdadera”; que para él, todas son “interpretaciones humanas de la causa originaria.” Concluye señalando, que si para Hostos “ninguna religión es la verdadera y todas son meras interpretaciones, entonces no cabe ningún dogmatismo, intolerancia y mucho menos fanatismo.” Por esto, nos dice, para Hostos “ni el fanatismo religioso ni fanatismo ateo” son aceptables; para él sólo es aceptable o válida “la tolerancia fundada en la libertad de todas las religiones o creencias sobre la base de que no se puede afirmar nada de la causa desconocida.”

Leer más...

Desde que el Gobierno Antiguo originario indígena, que funcionó durante siglos en nuestra tierra antes de la ilegal invasión española, fue restaurado en el 2012 por un grupo amplio de ciudadanos boricuas, se comenzaron a crear las bases jurídicas y políticas del Estado Nacional Soberano de Borinken.  Nadie en su sano juicio y que haya estudiado un poco de nuestra historia sería capaz de negar que aquí hubo un gobierno autóctono que estuvo vigente durante siglos.  Para la época de la usurpación de nuestra tierra por parte de la Monarquía de España (1493), ese gobierno estaba dirigido por Agüeybaná I o el Viejo.  Luego de la muerte de éste le sucedió Agüeybaná II, también conocido como el Joven.  Tampoco debe caber ninguna duda que ambos fueron fieles defensores de su pueblo y que trataron por todos los medios de evitar la pérdida de su territorio a manos de los castellanos.  Los dominios administrativos del gobierno indígena de Borikén llegaban desde la isla de la Martinica hasta el sector del Higüey en Quisqueya, constituyendo una gran federación antillana.  Hoy día, nosotros somos los herederos directos de nuestros antepasados indígenas y, por lo tanto, dueños legítimos de nuestra tierra; el archipiélago borinqueño.  

            Si partimos del derecho internacional vigente en la época de la colonización española, todo lo que éstos hicieron en nuestra patria fue ilegal, porque en esa época existía lo que se conoce como el “Principio de la Guerra Justa”.  Esta doctrina establecía que ningún país podía invadir a otro excepto por causas justas y éstas se circunscribían básicamente a dos cosas: 1. Que un país sufriera una invasión extranjera injustificada y 2. Que ocurrieran hechos que pusieran en riesgo la soberanía de cualquier país.  Este principio todavía está vigente y es por eso que cuando surgen conflictos entre dos o más naciones, se presentan resoluciones en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas para que ese cuerpo evalúe la situación pertinente y autorice o no una intervención militar en cualquier lugar. 

            En el caso nuestro, los españoles violaron ese principio, que fue establecido por El Vaticano, con el fin de evitar las guerras entre los reinos cristianos y de protegerse contra invasiones extranjeras.  Fue un concepto inicialmente creado por teólogos y juristas con el fin de aplicarlo a las diversas situaciones políticas que se generaban en Europa.  Es por esto que antes de consumada una guerra hay que definir lo que se conoce como Ius ad bellum, es decir la guerra justa.  De no existir una causa justa para iniciar una guerra (Casus belli), la misma es ilegal y, por lo tanto, no procede ningún reconocimiento internacional de la misma.  Éste fue el caso de la segunda guerra de los aliados de la OTAN, dirigidos por los Estados Unidos, contra Irak e igualmente contra Libia y Siria.  Todas estas invasiones y ataques han sido ilegales, por lo que no cuentan con el aval de la ONU.    

Leer más...

Me comentaba hace 6 meses un pastor americano, que se paraba con la paciencia de Job, frente al parque del indio, ubicado frente al mar en el Condado con su estante lleno de panfletos, y con sus ganas de hablar, de su experiencia de más de 50 años viviendo en PR. Aproveche para preguntarle cuáles creía fueron los cambios fundamentales que él había visto en PR, y me impresionó su conocimiento del pueblo.   Y me comentó cosas que creo son complementarias a lo expuesto por Eduardo Lalo en su columna semanal en la prensa comercial. 

Me habló de los puntos de droga y la violencia; pero sobre todo abundó en el vertiginoso y dramático cambio que sufrió Santurce , cuando se construyó Plaza las Américas. Y abundó desde esa misma experiencia de caminante Santurcino  cuando ´él observaba una ciudad vibrante con muchas tiendas locales, cuadra por cuadra, de ropa, de joyería, de deporte, de restaurantes etc , muchos de ustedes las recordarán. Hablaba del entra y sale de las personas comprando, de revendones en las esquinas.  Sin embargo, todo ese bullicio y ajetreo cotidiano fue desapareciendo poco a poco, como la vela del santísimo, y cambio cuando se construyó el Centro Comercial de Plaza las Américas.  Según su experiencia, y concuerdo, vio como una a una de las tiendas se fueron eliminando a través de toda la Avenida Ponce de León, desaparecieron. Se las llevó por medio el centro comercial de Plaza las Américas.  

Leer más...

 Si me matan, sacaré los brazos de la tumba

                                                                          y seré más fuerte.”

                                                                         Minerva Mirabal

A partir del año 1930, una vez concluida la intervención militar estadounidense entre los años 1916 a 1924, Rafael Leónidas Trujillo Molina asumió el poder político en República Dominicana.

Con Trujillo dio inicio una de las más cruentas dictaduras en la historia de este país y ciertamente de América Latina. La era del “Padre de la Patria Nueva”, como él mismo se autodenominó siguiendo el modelo establecido por Mussolini y Franco durante sus respectivos gobiernos, se prolongó por poco más de tres décadas. Durante esos años, en medio de una orgía de sangre y muerte que costó la vida de más de 50 mil personas, Trujillo se apropió de la vida, de las instituciones de gobierno y de la economía del país estableciendo un monopolio total sobre la República Dominicana del cual los únicos beneficiarios eran él, su familia y sus colaboradores más cercanos.

Leer más...

El 9 de enero de 1964 estallaron 60 años de contradicciones sociales, políticas y culturales acumuladas por el sistema colonial de la Zona del Canal. Ese día saltó por los aires el estado tutelado en que se había convertido Panamá desde 1903. Aquel acontecimiento marcó un punto de quiebre de la política norteamericana en Panamá. 

Ese día eclosionó la experiencia acumulada del pueblo panameño, dirigida por sus sectores más combativos, que habían enfrentado la presencia colonial imperialista durante décadas. Acontecimiento de tal magnitud que obliga a reiterar dos afirmaciones axiomáticas, que se pasan por alto constantemente: 

La primera es que ese día hubo una verdadera revolución popular antiimperialista en Panamá. La segunda, esta sublevación popular fue nuestra verdadera gesta por la independencia nacional del siglo XX.  

El 9 de Enero no fue una protesta más en la larga lista de movilizaciones populares panameñas contra la presencia norteamericana. Por su masividad, combatividad y heroísmo popular fue una revolución, en todo el sentido legítimo de la palabra, y constituyó un verdadero salto adelante hacia la independencia nacional del tutelaje colonial.  

Leer más...

Existen seres humanos que contagian inspiración y provocan indeleble admiración no por lo que son, saben o poseen  si no por la genialidad que habita en su corazón, tal genialidad es el de ser solidario con los más desprotegidos de la sociedad, qué sin importar la crisis que se vive en el presente ellos hacen hasta lo imposible por brindar apoyo incondicional. En muchos países del mundo la pobreza es extrema, miles de niños y ancianos mueren de hambre, millones de personas por todo el mundo no tienen acceso a una educación de calidad por lo tanto desconocen el genuino encanto tecnológico.

La vida del ser humano tiene unos misterios inexplicables, a continuación enumero algunas preguntas que  constantemente escuchamos o leemos   y qué penosamente no tienen coherentes respuestas: ¿cómo es posible que un multimillonario le deje su fortuna a un perro o a un gato? ¿cómo es posible que gastes miles de dólares por hacerte una cirugía estética? ¿cómo es posible que un empresario, o un artista derroche su dinero en lujo, cuando a sus empleados los explotan y le pagan una miseria?  ¿como es posible que muchos políticos de turno sean unos adictos a la corrupción, deberían de ser adictos a trabajar para el desarrollo colosal de la patria? No quiero extenderme con más preguntas, suficientes interrogantes para meditar en la desigualdad e injusticia que se vive por todo el mundo, claro, en algunos países se vive con mayor acento.

Leer más...

El pasado domingo 6 de diciembre el pueblo venezolano fue convocado nuevamente para ejercer su derecho al voto en elecciones parlamentarias. La misma se produce luego de la elección presidencial llevada a cabo el 20 de mayo de 2018. Aquellas elecciones habían estado previstas para efectuarse el 10 de diciembre de 2016 pero debido a la inestabilidad política creada por la Oposición venezolana promoviendo el caos social y la violencia en el país, debieron ser aplazadas temporalmente por el presidente Nicolás Maduro Moros, ello con el apoyo del Consejo Nacional Electoral (CNE).  En dichas elecciones, el presidente Nicolás Maduro Moros, con el voto del 67.84% de los 6, 245, 862 electores participantes, resultó electo. El principal candidato de la oposición, Henry Falcón, obtuvo 1,927,895 votos o el 20.93% de los electores participantes.

Dos décadas antes, en 1998, se efectuaron elecciones en Venezuela donde el comandante Hugo Chávez Frías fue electo presidente. Con posterioridad a ello y cumpliendo su promesa de campaña, en 1999, a través de la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, el pueblo venezolano escogió sus delegados y éstos a su vez, redactaron una nueva Constitución la cual fue refrendada por la mayoría de los venezolanos. A partir de entonces, con una frecuencia apenas ininterrumpida, los venezolanos han ido participando de elecciones presidenciales, elecciones parlamentarias para la selección de sus diputados, elecciones regionales para la elección de los gobernadores de los diferentes estados que componen Venezuela, y finalmente, elecciones a nivel municipal.

Ha sido también mediante el voto, la manera en que se ha procedido cuando se han planteado modificaciones a la Constitución Bolivariana de Venezuela de 1999. Conforme a lo que ésta dispone,  el pasado 1 de mayo de 2017 el presidente Maduro, convocó por tercera vez desde la llegada al poder del chavismo, a una Asamblea Nacional Constituyente para escoger los integrantes de la Asamblea que habría de asumir la responsabilidad de proponer la reformulación del Estado venezolano.

Leer más...

El 2 de mayo de 1945, luego de una larga, costosa y deshumanizante guerra iniciada en Europa en 1939, las fuerzas alemanas del Tercer Reich entregaron la ciudad de Berlín a las tropas del Ejército Rojo de la Unión Soviética. En esa misma fecha, las fuerzas alemanas en Italia se rindieron ante el Ejército estadounidense; mientras en el Norte de Alemania, Dinamarca y los Países Bajos, harían lo propio el día 4 de mayo ante las fuerzas aliadas. El resto de las fuerzas alemanas adscritas al Alto Mando, se rendirían incondicionalmente en Reims, Francia, el día 7 de mayo. Con este acto se puso fin en el frente europeo a la Segunda Guerra Mundial. A pesar de la capitulación del Tercer Reich, algunos restos del Ejército alemán ya diezmados, a un alto costo en vidas, continuaron batiéndose contra fuerzas aliadas en Europa Central hasta el 12 de mayo.

            Durante los primeros años de la Segunda Guerra Mundial existió un Pacto de Neutralidad entre el Imperio de Japón y la Unión Soviética. Este fue suscrito en abril de 1941. Durante los siguientes años, la Unión Soviética no abrió propiamente un frente de guerra en el este de Asia, sino que concentró su esfuerzo de guerra en el oeste del país, enfrentando allí a las hordas nazis que desde Europa habían invadido su territorio. Sin embargo, durante la Conferencia de Teherán efectuada en noviembre de 1943 entre los dirigentes de las potencias aliadas  luego de la derrota de la fuerza invasora nazi en Stalingrado, se acordó que una vez Alemania fuera derrotada, la Unión Soviética entraría en guerra contra Japón no más tarde de tres meses siguientes al fin de la guerra en Europa.

Leer más...

Más artículos...